En pañales el tema de la investigación en México; no hay suficientes recursos

investigacion

El tema de la investigación en México se encuentra bastante atrasado en relación a otros países, pues los recursos que se destinan para tal efecto son insuficientes.

Así lo reconoció……. pues no se destina siquiera el uno por ciento del presupuesto federal para esta importante área.

“Imagínate que tuviéramos un presupuesto del 1 por ciento, estaríamos hablando quizá de la necesidad de tener en lugar de 20 mil, 100 mil miembros en el Sistema Nacional de Investigadores; en lugar de 27 centros del sistema CONACYT serían 60, con las universidades perfectamente equipadas, sin tener la matrícula que tenemos en los límites donde las tenemos. Por ese motivo muchos chicos con interés y capacidad se quedan fuera. Los tendríamos atendidos”, enfatizó.

En consecuencia, agregó, “tendríamos posibilidad de trabajar más intensamente con el sector empresarial, de conseguir proyectos de inversión mucho mayores, lo que sin duda repercutiría en los beneficios económicos que nos pudieran dar lo que son las patentes, los registros de marca, lo que son las licencias y demás para poder transitar de un país de manufactura que trabaja con materia prima hacia un país que trabaja con mentefactura. Esa sería la situación, no ideal porque si bien el uno por ciento es un valor importante, comparado con un 4 por ciento de Japón, Singapur, y demás, estamos lejos, pero prácticamente sería duplicar por decirlo de una manera simplista y lineal, lo que tenemos hasta el día de hoy”.

Consideró que de ser así, se estaría hablando de una revolución social en la vida de México.

“Sin duda, tendríamos la posibilidad de dar mejor atención, mejores cuadros, trabajar en mejores condiciones de desarrollar investigación y transferencia de tecnología en mejores condiciones, pero para eso necesitamos gente que lo haga. La formación del recurso humano no se da de un día para otro, se necesita tiempo para formarse, para tener ese conocimiento, generar ideas y echarlas a caminar”, apuntó, aunque también indicó que sí se han hecho grandes cosas en México. “No todo es dinero”.

Refirió a que se han hecho trabajos muy importantes a nivel nacional, con  gente, chicos muy destacados que una vez que concluyen sus estudios de maestría o doctorado están trabajando en universidades prestigiosas o en sectores empresariales muy importantes.

“Pero son tres, cuatro o cinco, son entes aislados, y no tenemos esa capacidad de integrarlos de una manera más activa a la economía nacional”, expuso.

Entonces, continúa, “eso es lo que estamos buscando, encaminarlos hacia una sociedad del conocimiento, cuando hablamos de una sociedad hablamos de un conjunto de, y ahorita estamos con núcleos, con pequeños brotes de lo que debería de llevarlos en un horizonte cercano, hablar de una sociedad basada en el conocimiento. Hay potencial, no tengo duda que en el país hay potencial que ha estado latente, porque no ha tenido esa oportunidad de descollar algunas áreas”.

Ante la evidencia de carencias para crecer en este aspecto, se necesitaría convencer a diputados, políticos, la clase gobernante, pero para ello “hay que convencer con resultados, por eso mi invitación a ser un poco más agresivos en el buen sentido de la palabra, manifestar ese interés a los que ya están en el camino de la investigación, muy comprometidos con algún tipo de investigación que se pueda reflejar el beneficio en el corto plazo. Esos son los elementos que convencen a los empresarios, eso es lo que convence a las personas que toman las decisiones presupuestales”, esgrimió.

CRECE SINALOA

En el caso concreto de Sinaloa, la declarante dijo que se crece en materia de investigación gracias a instituciones como la UAIM y la UAS, que cuentan con posgrados de calidad aunque “es bajo el número”.

“Desconozco la matrícula de la UAS, pero el hecho que no sean más de 400 jóvenes los que están con becas CONACYT un posgrado, en programas de calidad, es una proporción muy baja. Hay que trabajar en eso. Universidades e institutos tienen que luchar por incrementar su matrícula. Porque también la parte del conocimiento tiene un componente de demanda y oferta”, destacó.

En cuanto a la consecución de una beca por parte de CONACYT, dijo que no entraña mayores problemas. “Todo muchacho que cumpla con el requisito de ser aceptado en un programa de postgrado que está en el padrón de calidad tiene su beca. No tenemos ninguna limitación por ese lado”, culminó.