Obsoleto el modelo policiaco del país, requiere cambios radicales: acusa Oscar Loza

oscarSon los policías quienes acumulan más denuncias sobre violaciones a los derechos humanos, advierte el ombudsman independiente.

Corporaciones policíacas continúan siendo las que “acaparan” las denuncias por violaciones a los derechos humanos en el Estado de Sinaloa.

Así lo afirmó el encargado de enlace con instituciones de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (CDDHDS), Oscar Loza Ochoa.

De ahí en adelante, indicó el ombusdman, le siguen las instituciones de salud.

En el caso de los agentes policíacos dijo que, desde su punto de vista, “no es sólo un problema de capacitación, sino el modelo el que no está funcionando”.

“El que se ha estado aplicando (modelo), ni siquiera se ajusta con lo que en general somos o queremos los mexicanos”, agregó.

Incluso, aseveró que se han atendido más los intereses de Estados Unidos en el terreno de la seguridad que otra cosa.

Por tal razón consideró que existe una necesidad imperiosa de cambiar los tan citados modelos.

Expuso que “lo que señalo es que hemos modificado la Constitución no para consolidar en general la ideología, sentimiento, la historia, nuestra forma de ser del mexicano, sino que ha sido para atender compromiso con los Estados Unidos”.

Tras lo anterior, informó que para revertir esa tendencia, “el Instituto Interamericano y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, han estado promoviendo lo que se llama seguridad ciudadana, por lo que hay que no sólo hay que poner a la persona por delante, siempre que se hable de seguridad, sino además el respeto a los derechos humanos. Creo que no se ha hecho”.

Este tipo de modelos funcionan con enorme éxito en algunos países, como Irlanda, por ejemplo, donde los policías preventivos no andan armados.  “La autoridad de ellos es moral, no son las armas, es el respeto que le tiene la gente”, indicó.

En ese sentido, precisó que le llaman la atención dos países en particular, donde en lugar de abrir más cárceles como en México, las están cerrando: Suecia y Holanda, que son países altamente desarrollados.

De Estados Unidos dijo lo contrario, pues es el país que cuenta con la cuarta parte de los presos en el mundo.

En los países europeos ese modelo de policía les funciona, además de que el número de encarcelamientos ha ido en disminución.

Ante lo anterior, Loza Ochoa asentó que “la autoridad es la que debe entender primero. Cree que con el Código Penal resolvemos todos los problemas que tiene la sociedad, pero no es cierto. Hemos avanzado un poco en la legislación que habla de que en todos los delitos de menor cuantía debemos cambiar la cárcel por trabajo comunitario, pero en realidad la reglamentación en ello no ha ido mucho más adelante”.

En lo referente a justicia social, comentó que “es parte de lo que se llama la seguridad ciudadana, una serie de condiciones que hay que crear y que no haya discriminación. La ley por encima de todos”.

“En este país acabamos de aprobar ley contra corrupción, y el presidente queda fuera, no se le puede acusar de eso, a pesar del escándalo…”, resaltó.

El resultado de que la ley no es pareja con todos mantiene a una sociedad agravado, y no solo por temas de patrullas, sino de vivienda y otras cuestiones meramente sociales, dijo.

Por ejemplo, relató que “en México hay 10 millones de personas con necesidad de vivienda, pero hay 5 millones de vivienda desocupadas y siguen construyendo más. Son los absurdos de este sistema”.

Apuntó que “seguridad ciudadana implica seguridad humana, ciertas condiciones en que la gente no está excluida de lo mínimo que debe de tener, como alimento, trabajo, vivienda, para crear condiciones de seguridad ciudadana”.

Reveló que “tenemos 62 millones de pobres a los que no se les puede garantizar nada de lo anterior, pero sí la policía, en caso de que protesten”.

Señaló que existen muchos focos rojos en el país, lo cual debe de poner a pensar muy seriamente a la clase política, “pero lamento mucho el discurso del presidente Enrique Peña Nieto al término de las elecciones del domingo 7 de junio, como si todo estuviera bien. El hecho que no votara el 53 por ciento del padrón no debe dejar satisfecho a nadie. Los que van a ser nuestros representantes, lo más que sacaron fue el 15 por ciento del padrón. O sea ¿no les llama la atención eso? Me parece que algunos eventos que hubo en días anteriores y el mismo día de la jornada deben ser un llamado de atención y a reflexionar cuando el presidente dice que las reformas siguen porque sacaron mayoría de las minorías. ¿A qué le apuestan en este país…?

DESPLAZADOS

“Lo que vi fue muy claro, las bayonetas, refiriéndome a las armas, que pueden servirnos para todo, menos para sentarnos en ellas”, comentó en tono irónico.

Sobre los comentarios en torno a que México se está colombianizando, Loza Ochoa manifestó que es algo que debe analizarse. “Tengo un amigo del Instituto Interamericano de los Derechos Humanos en Colombia que insiste en que lo que estamos pasando en algunos fenómenos, Colombia lo pasó hace rato, como los desplazados. Tienen como 7 millones. Aquí es apenas un millón. Es un proceso que está caminando. En Sinaloa tenemos un problema fuerte, pero el gobierno no ha hecho una investigación”.

En 2013 se tenía conocimiento de 25 mil desplazados, pero el problema persiste en municipios como Concordia, Badiraugato y Sinaloa; en Choix parece que la situación se está normalizando.

Aseguró que todo “lo tenemos documentado. El problema es que ni les ha caído el veinte de lo problemático que es. El gobernador ha señalado que con operativo policíaco iba a limpiar la zona para que volviera la gente”.

Sin embargo, estimó que “no estamos viendo lo que ha vivido Colombia, donde se creó un fondo para comprar las tierras donde salieron los desplazados, para que regresaran. Además, allá habían matado 60 dirigentes que buscaron el retorno de la gente a sus lugares de origen. Aquí es un proceso que desgraciadamente vamos a vivir, al igual que Colombia. Pero ni somos conscientes de la magnitud del fenómeno ni se ha creado un fondo. Se ha cometido otro error, ni la Cruz Roja Internacional y la ONU no han recibido invitación a que vengan y por eso no vienen porque México no quiere crear un nuevo frente de crítica a nivel internacional, pero aquellos no solo cuentan con experiencia para tratar a desplazados, sino también tienen fondos para crear empleos, fondos, vivienda, escuela…”.

En Sinaloa hubo algunos desplazados que regresaron a sus lugares de origen, pero mataron a unos ocho, y los demás desistieron.