Vigente y serio el problema de la vivienda en Sinaloa, acusa diputada María de la Luz

infonavitBurocracia y falta de sensibilidad de Infonavit frenan esfuerzos por ofrecer una respuesta a familias en apuros económicos.

El problema de la escasez de vivienda no ha sido resuelto ni en una mínima parte, y una gran parte de responsabilidad de ello es el propio Infonavit, que se encuentra convertido en un ente burocrático altamente nocivo para la sociedad.

Lo anterior se desprende de las declaraciones emitidas por la diputada local por el Partido Acción Nacional, María de la Luz Ramírez Rodríguez, quien calificó esa situación como “muy fuerte”.

En pláticas con este medio informativo, comentó que hace unos días se enteró de la venta de un lote de 500 casas vendidas en paquete, por lo cual encaró a la delegada de la dependencia en Sinaloa, Margarita Villaescusa, y al coordinador de delegados federales, sobre la veracidad del hecho.

El resultado fue que era verdad pero como son viviendas invadidas, y a las familias les ofrecieron el programa de Arrendavit.

“¿Cómo puede ser que le ofrezcan un programa y hagan su esfuerzo por hacerse allegar de él, cuando su vivienda ya está vendida?. Es incongruencia total y falta de comunicación y no se por qué hacer esto y por qué no ha hecho público que hay casas en Los Mochis, Guasave y Culiacán, de esas 500 familias que van a quedar sin vivienda”, apuntó.

Habló sobre una reciente reunión en el fraccionamiento Las Flores III, en Los Mochis, “donde hay 280 familias que invadieron las viviendas, pero no desalojaron a ninguna familia. Es problema de constructora, de embargo. Es gente desplazada de Choix, Sinaloa y del municipio de Ahome que invaden esas casas desde hace 5 años, cuando todo estaba enmontado, lleno de animales”.

La diputada panista dijo que “es un problema grave, pero también existen casos de familias que les quitó Infonavit por problemas de  morosidad, por no llegar a convenio en alguno de los programas por alto de costos y sus ingresos son menores”.

Para revertir esta situación y favorecer a los reclamantes de vivienda en el Estado de Sinaloa, acotó que es urgente que se establezca un frente común. “Ocupamos fuerzas del gobierno federal y el local. Los diputados federales no pudieron hacer algo en este aspecto”.

Aseguró que los programas establecidos no son nada atractivos, sino “más bien parecen castigadores para que de manera más rápida se les quiten casas a acreditados”.

Habló también de otros programas, como Mejoravit, pues los derechohabientes han sido engañados, defraudados, pues “no les ha hecho llevar su material y el crédito ya lo están pagando. Hay fallas que se deben de atender., y que el Invies sea un instituto normativo, que se haga allegar de recursos y le entre a los programas federales. El problema es grave, si no lo atendemos, dañamos lo principal que es la familia”.

Lamentó el hecho de que le comenten que “no tienen por qué tener sentido social, que son acreditados y reciben sus cuotas y tienen el beneficio. Si ya no puedes pagar casa, pues se retira”.