Gasoducto rompe paradigmas y récord en Sinaloa: Labastida

gasoductoEl gas natural, gran imán para atraer más inversiones a Sinaloa, destaca el coordinador de Proyectos Estratégicos en el estado.

El gasoducto será un gran imán de atracción para nuevas inversiones en Sinaloa, sobre todo en la zona norte, aseguró Francisco Labastida Gómez de la Torre, coordinador de Proyectos Estratégicos en el estado, durante el primer Foro Internacional Logístico y Energético celebrado en Los Mochis con la presencia del Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y el director general de CFE, Enrique Ochoa.

El funcionario expresó que la obra del gasoducto lleva un avance arriba del 70% en el tramo Topolobampo – El Encino, y del 49% en el tramo que llega hasta el puerto de Mazatlán, con una inversión de 1500 millones de dólares, destacando que el gas natural desarrollará diversos ramos además de la agroindustria

Durante su intervención, Gómez de la Torre dio a conocer que este foro nació hace casi 5 años, faltando escasos tres meses, cuando el gobernador electo,  Mario López Valdez “empezó a pensar en cómo íbamos a poder generar un buen desarrollo y una nueva plataforma de la economía para Sinaloa, viendo la gran revolución energética que se está viviendo, que es la más grande en la historia moderna del mundo. Nos unimos a esta gran ola de cambio y tenemos hoy una gran realidad que es el sistema norte y noroeste integral de gas, cuya construcción el 28 de mayo del año pasado”.

“¿Y qué tenemos?. Ese gran sistema, el cual rompe la historia energética del país. ¿Porqué?. Porque es el único sistema como tal de alta presión que existe en el país, es el único sistema redundante que puede pasar gas de Sonora a Chihuahua o al revés, y a Sinaloa; tenemos dos grandes ductos de 30 pulgadas de diámetro, lo cual prácticamente ningún estado del país lo tiene en este momento”, informó.

Agregó que “es el único sistema totalmente ya privado hecho por inversionistas extranjeros, de los cuales aquí tenemos a varios, les doy gracias por haber venido e invertido 1,500 millones de dólares en construcción de dos de los grandes tramos, de los cuales son cinco adentro del territorio nacional. El gasoducto viene a cambiar el paradigma económico del estado, porque aparte del gran consumo que va a tener la CFE, tenemos la disponibilidad de hecho de 700 millones de pies cúbicos de gas diarios para impulsar la industria en el Estado. Y más importante aún, lo tenemos a todo lo largo del estado y lo vamos a tener en las más importantes ciudades”.

Apuntó que se cuenta con el único acuerdo firmado por la Comisión Reguladora de Energía para facilitar y promover la distribución y el uso de este energético que además es el más ecológico y barato y de mayores reservas a nivel mundial, porque hay más de 200 años de reservas de este gas, para que sea consumido en forma social de la forma más rápida.

Asimismo, continuó, “tenemos el único convenio que se ha firmado entre la CFE, la Secretaría de Energía y un gobierno del estado, que ya nos dan 400 millones de pies cúbicos diarios de gas para desarrollar el Estado de Sinaloa”.

Asentó que “este gran desarrollo se dio armónicamente con productores, se construyeron más de 7 mil puentes para canales y drenes y donde tenemos un nuevo record que construyó la empresa Trascanadá, en un solo día un solo equipo, juntó 218 tubos, sin ningún error, y eso se debe en gran medida a la alta calificación de la mano de obra sinaloense y al gran ambiente social que creó Mario López Valdez para recibir este proyecto de gran visión y gran cambio para el Estado de Sinaloa”.

Todo ese esfuerzo “nos llevó a tener un avance de 5 kilómetros diarios en la ruta a Mazatlán y hoy los tubos ya están allá, cuando la fecha legal de arranque es el mes de septiembre del 2016, y la obra se va a terminar un año antes”.

Este es el panorama con la llegada del gas natural a Sinaloa, que está generando una mayor capacidad para atraer inversión.

En este punto, manifestó que ahora “tenemos sectores industriales que nunca hemos tenido en el Estado, pero Malova ya sentó bases para que lleguen y se desarrollen, como metalurgia, petroquímica, industrial, agroalimentarios que es el primer paso y el más fácil, el de energía y minería. Muestra clara de este ejemplo de atracción es que ya tenemos tres pequeños ejemplos: el primero, que aquí mismo está el director de ventas y operación de Herdez y su equipo de gente de la planta de Los Mochis, donde tuvimos inversión de mil millones de pesos en una planta y un centro de distribución, con 600 nuevos empleos creados, es muestra de lo que está atrayendo Sinaloa. El segundo gran ejemplo es que en Topo se construye una planta, la primera, la única del país, de gas amoníaco, que es el principal suministro de fertilizante para los agricultores, principal sector económico del estado y con esto vamos a tener garantía de suministro y baja en el precio. Es el primer complejo petroquímico y será el más grande del Pacífico, porque en esta primera etapa solamente se están invirtiendo mil millones de dólares, y ya tienen comprada la tierra para hacer cinco etapas de desarrollo en este complejo. Ya van cerca de 45 mdd de dólares invertidos en permisos, estudios y relleno”.

Francisco Labastida vaticinó que “es un hecho que vamos a tener en el 2017 gas producido en el país y esto va a convertir que México, pues en lugar de importar 500 mil toneladas de gas amoníaco del extranjero vamos a tener capacidad de exportar y necesidad de exportar cerca de 300 mil toneladas. También vamos a tener la llegada de un nuevo molino de harina de maíz para darle valor agregado a los productos agrícolas, la construcción y el gran cambio de que en Sinaloa tenemos 660 megawatts y vamos a pasar a tener en unos cuantos años más de 2,300, crecimiento de más de 300% en energía eléctrica disponible, de una nueva generación que es mucho más ecológica con un ahorro de 3.5 millones de toneladas de CO2 anuales en el Estado y obviamente, con una baja considerable en costo de producción”.