Entra CEAPAS al rescate de las Juntas de Agua Potable

CEAPAS La severa crisis que enfrentan la gran mayoría de las juntas de agua potable del estado de Sinaloa se puede revertir, siempre y cuando cada una de ellas se apeguen a las nuevas medidas de austeridad que les propone la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa.

Liliana Cárdenas Valenzuela, titular de CEAPAS, dijo que en el contexto general, solo hay dos Juntas fortalecidas, que son las Mazatlán y la de Culiacán y que las demás efectivamente tienen dificultades financieras en menor o mayor grado.

Sin embargo, dijo que es necesario recordar que las Juntas Municipales de Agua son autónomas y que son responsabilidad de los ayuntamientos y del presidente o presidenta municipal en turno.

“En ese sentido nosotros hemos sido muy cuidadosos de las atribuciones legales que cada quien tenemos y por eso estamos trabajando en coordinación con las autoridades municipales y sobre todo, de manera directa con los gerentes de las paramunicipales”.

Cárdenas Valenzuela aseveró que para atender esta situación que afecta prácticamente a todos los sinaloenses, se están revisando las condiciones de cada una de las Juntas y proponiendo algunas de las posibles soluciones a fin de que salgan de los problemas que actualmente enfrentan.

“Estamos buscando las alternativas con cada una de las paramunicipales en el área de eficiencia comercial en donde se revisan los temas de los gastos operativos, donde se revisan los temas de las recuperaciones de ivas de parte de las diferentes obras, donde se revisan los temas del costo real que tienen las juntas de llevar el metro cúbico de agua a la población y lo que lo está cobrando”.

En fin –dijo- son muchos temas en la eficiencia comercial que requieren revistar para que se contengan de entrada en el primer año, el aumento de las deudas para que los organismos puedan recuperar su operatividad en beneficio de sus usuarios.

Sobre la idea generalizada en sentido de que estos organismos servían de “caja chica” de los ayuntamientos, Liliana Cárdenas expresó que “si algunos años pudieron haber ayudados a los ayuntamientos con algunos gastos, hoy son los municipios desde los trienios antepasados  los que han tenido que ayudar a la Juntas de manera económica. Es un mito, porque ya tienen más de dos administraciones que es al revés”.

Afortunadamente, puntualizó que todavía hay manera de recomponer el camino, pero que es necesario que exista voluntad de parte de las autoridades municipales para rescatar las Juntas de Agua Potable.

“No estamos en una posición de abandonar nuestras juntas y eso lo tienen muy claro los 18 gerentes y todos están haciendo su esfuerzo, aunque son algunos lo que enfrentan más adversidades que otros”.