Egresados de UAIS con pasión, entrega y vocación

IMG 9749La Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa celebra la graduación de 289 alumnos de las licenciaturas de Sociología Rural, Psicología Social Comunitaria, Derecho, Ingeniería en Sistemas de Calidad, Ingeniería en Sistemas Computacionales y Contaduría de la unidad Los Mochis, incluyendo la extensión de Topolobampo y El Tajito, Guasave.

La rectora de la institución, María Guadalupe Ibarra Ceceña celebró que del total de egresados, el diez por ciento logró quedarse a laborar en el lugar donde realizaron su estadía profesional.

“Es una cifra considerable dada la cantidad de universidades que tenemos aquí en el norte de Sinaloa, entonces, la inserción laboral del total de muchachos que hicieron su estadía o práctica profesional fue del diez por ciento, ya se quedaron ahí”.

Aceptó que la inserción laboral de los recién graduados suele ser un problema importante, sin embargo, resaltó que los egresados de la UAIS están bien preparados en sus cuatro ejes de formación, los cuales están conformados por la lengua y cultura, el área disciplinar, el sociocultural y la vinculación con la comunidad.

“No es fácil, pero creo que si ellos tienen pasión, entrega y vocación por la disciplina que eligieron seguramente sí lo conseguirán, sí lo lograrán, van muy bien preparados para desarrollarse en cada una de las profesiones que ellos eligieron, pero además también para llevar mejoras a sus comunidades de origen a través de proyectos”.

En cuanto a la demanda escolar de la institución educativa, Ibarra Ceceña señaló que ya cuentan con mil 300 alumnos inscritos a nivel institucional, lo cual significa un crecimiento matricular, por lo que requerirán un mayor apoyo financiero.

“Vamos a ver si conseguimos un aumento en el presupuesto ordinario para 2019, por lo pronto vamos a tener una reunión todos los rectores de la Asociación Nacional de Universidades Interculturales con el Secretario de Educación Superior en México para darle seguimiento a otra reunión que hubo hace aproximadamente como un mes y medio”.

Compartió que en el mes de agosto también se reunirán con el Secretario de Educación Pública nombrado por la administración que ganara las pasadas elecciones federales, Esteban Moctezuma.

“Estuvo muy bien dispuesto y nos sorprendió que tan pronto nos haya concedido una audiencia él y su equipo de transición”.

Referente a la reforma educativa, la cual se presume será descartada por la próxima administración federal, la rectora de la UAIS consideró que, aunque la Universidad no está regida por esta reforma, una opción viable sería la realización de una consulta para determinar las correcciones que se requieren, en lugar de eliminarla por completo.

“Yo creo que se va a llevar a cabo una consulta, pero una consulta a conciencia en donde participen todos los actores del sector educativo y ahí se determinará qué es lo que se va a eliminar o qué es lo que se va a agregar o en este caso reformar. Eliminarla del todo a lo mejor no, pero simplemente actualizarla porque no podemos medir a todos de la misma manera”.

Con referencia al cambio de nombre de la institución, María Guadalupe Ibarra indicó que todavía no tienen respuesta de la Suprema Corte de Justicia, por lo que no se sabe si los resultados se darán en esta legislatura o en la próxima, pero espera que se tome la decisión que más favorezca a los pueblos autóctonos.

“Yo siempre he sido defensora de los pueblos indígenas y creo que los artículos que se revocaron es importante que sí se consulte a las comunidades, porque ellos tenían un lugar en la junta ejecutiva del gobierno y se les quitó ese asiento que tenían ahí, ya no hay representante de las comunidades indígenas en la junta ejecutiva”.

Declaró que es importante tener un representante indígena en la junta ejecutiva, además de que es necesario que se haga la consulta, pues cuando se aprobó la ley anterior no se consultó con los pueblos indígenas.

“El nombre es lo de menos, yo creo que pudiéramos volver a ser UAIM, a lo mejor sí, pero ese proceso va a llevar un año o también pudiera ser que siguiéramos como Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa, pero con una reforma real y sustanciosa de nuestra Ley Orgánica”.